La hora cero para nuestro planeta se acerca, Naciones Unidas indica que tenemos hasta el año 2030 para limitar el incremento de la temperatura promedio del planeta en 1.5°C para revertir el calentamiento global o enfrentaremos en mayor nivel consecuencias como sequía, calor extremo, inundaciones entre muchas otras afectaciones. De manera particular podremos tener un escenario donde a) la mitad de la población mundial no tenga acceso a agua potable; b) más de la mitad de los ecosistemas naturales quedarán convertidos en tierras estériles, llevando a la extensión a las especies.



Naciones Unidas también estima que más de un millón de especies se extinga; el hielo polar, glaciales, permafrost se derritan rápidamente y de forma irreversible, entre otras afectaciones.



El mundo está en una espiral catastrófica. Al enfrentar el cambio climático muchas especies de equilibrio están en riesgo, como las abejas y los insectos, que son polinizadores; o como las ballenas y tiburones, fertilizadores del mar, entre otras muchas más. Los bosques tropicales por sí mismos podrían revertir las emisiones globales de carbono en treinta por ciento. De manera particular estamos enfrentando el riesgo de sequías extremas que propicien incendios y destruyan bosques. La inacción y no asumir nuestra responsabilidad es lo peor que le puede pasar a nuestro planeta. Al ritmo que lleva la humanidad extrayendo más de 60 mil millones de toneladas de recursos del planeta (el doble que en 1980) y produciendo plásticos, cuyas emisiones y gestión del material, de acuerdo con Naciones Unidas, produce emisiones equivalentes a las de 189 plantas de carbón, nos está llevando al desastre. Todos somos parte del problema y de la solución. La acción empieza en uno mismo diariamente, pero también en la manera que nos movilizamos y trabajamos con nuestras autoridades y otros sectores. Ante la poca acción de gobierno, la sociedad debe organizarse para exigir un planeta saludable. Ante el desarrollo y las empresas que no se preocupan por el medio ambiente, la sociedad debe exigir mejores alternativas en productos y sino, reducir o eliminar el consumo de aquellos que en su producción, trasportación, almacenaje y disposición final lesionen nuestro planeta.



En este sentido a economía lineal actual no funciona y no es sustentable, por lo que se tiene que pensar en el concepto de economía circular. Hoy en día nuestro sistema económico no toma en cuenta el ciclo de vida de la naturaleza, la cual tiene un modelo cíclico. En la economía circular se tiene un aprovechamiento de recursos donde se reducen los elementos, se minimiza la producción a lo indispensable y siempre que sea posible se reutilizan los elementos que no puedan regresar a la naturaleza.



En la economía circular: a) se debe asegurar el uso de recursos renovables, reusables, no tóxicos que son utilizados como materiales y energía de una manera eficiente; b) se deben priorizar los recursos regenerativos, es decir, mientras tenemos un producto en uso hay que repararlo, actualizarlo y maximizar su periodo de vida; c) se deben usar residuos como una fuente de recursos secundarios y recuperar los residuos para reuso y reciclaje; d) se debe repensar el modelo de negocios, considerando oportunidades para crear mayor valor y alinear incentivos a través de modelos de negocios que se basen en la interacción entre productos y servicios; e) hay que diseñar para el futuro, es decir que a lo largo del proceso de diseño, se tenga una perspectiva de sistemas para usar los materiales correctos y la vida útil apropiada para un uso futuro extendido; f) se debe trabajar a juntos a lo largo de la cadena de suministros, internamente dentro de la organización y con el sector público para incrementar la transparencia y crear valor conjunto; g) de igual manera se debe incorporar la Tecnología Digital para rastrear y optimizar el uso de recursos y fortalecer las conexiones entre los actores de la cadena de suministro a través de plataformas digitales y tecnologías.



El llamado es a toda la sociedad. El llamado es a la Acción Local y la invitación a los gobiernos locales a trabajar hacia la sustentabilidad. Uniéndose a ICLEI, pensando globalmente, actuando localmente.



Imagen: https://bit.ly/2Ub25uG